sábado, 4 de octubre de 2014

Retrato de autor: La cara es el espejo del alma (I)

"El primer derecho del retratado es el permitirse morir dentro de la imagen para ser resucitado por ella" - Paul Ardenne

Quizás sea verdad que probablemente todos los enamorados de la fotografía tenemos esa sensibilidad que nos une, ese punto de vista diferente al resto. Y quizás es por eso que cuando te reúnes con gente totalmente desconocida para ti, que lo único que tienen en común contigo, a primera vista, es la fotografía, porque la adoran tanto o más que tú, se crea un lazo de amistad y compañerismo que muchas veces es imposible romper.  

Hace tan solo unas semanas pude asistir al que sería uno de los cursos más reveladores para mi, no sólo por el tema, en este caso "El retrato de autor" sino por la calidad humana de la persona que lo impartió: Pepe Castro. No voy a llamarlo docente, no ahora, porque ha terminado siendo amigo, una maravillosa persona y gran profesional, con la que te apetece quedar para tomar un café, hablar de la vida y reír sin motivo. 

Y es de él de quién me gustaría hablar hoy. Simplemente tenéis que teclear en google "retrato de autor" y aparecerá su nombre el primera línea. Y no podía ser menos, ya que a la vista está que he tenido el gran privilegio de estar con uno de los mejores. Sólo pude conocerle durante dos días, horas suficientes para darme cuenta que detrás de ese gran fotógrafo está Pepe, con unas ganas tremendas de compartir sus conocimientos sin dejarse nada en el tintero, sincero, directo, honesto, humilde, amigo de sus amigos y muchas más virtudes seguro que se guarda para él.


 © Sisco Fotograncanaria

Que es un retrato para vosotros? La definición de retrato no es que sea precisamente sencilla, ya que se ha modificado a lo largo de los años. Se trata de revelar el alma, de mostrarla, aunque no siempre sea mirando fijamente a los ojos del retratado. Como siempre se ha dicho "la cara es el espejo del alma" y con la fotografía de Pepe Castro esta frase cobra mucho más sentido aún si cabe. Para mi un retrato no siempre tiene que mostrar un primer plano, pero esta es mi opinión personal y en definitiva, como todo en la fotografía y en la vida, depende del cristal con el que observes tu mundo. 

La fotografía de Pepe Castro es muy característica y muy suya. Un retrato en blanco y negro, un tu a tu, face to face, una fotografía muy contrastada con sombras y luces bien definidas. La expresión de los retratados suele ser agresiva, podríamos decir incluso malvada y aún así, si prestas atención, si observas las miradas verás que no sólo cuentan vivencias, sino que además reflejan paz, porque eso es lo que sientes al estar sentado frente a su cámara, confianza y serenidad. 



Trabaja a caballo entre Toledo y Madrid, haciendo retratos que sólo él y su maravillosa cámara saben hacer. Una fotografía que refleja el alma, una imagen sincera que habla por sí sola, sin retoques, sin ningún tipo de adornos y captando la expresión verdadera, la que por sus matices grita la historia de nuestras vidas aunque estemos en silencio. Esto es lo que Pepe Castro es capaz de hacer, sin darte cuenta llega a ti, porque es él, es verdadero y finalmente le entregas tu corazón y consigue llegar a tu esencia, a tu ser interior, ese que muchas veces ni nosotros mismos somos capaces de ver o tan siquiera conocemos. 



En www.oscarenfotos.com leí algo que me pareció muy acertado: "El retrato ofrece una promesa de inmortalidad, trascendencia, reafirmación de poder y, en última instancia, de potenciación del ser. Más recientemente ha sido una búsqueda por penetrar al individuo más allá de su apariencia." Quizás sea esto lo que buscamos a la hora de hacernos un retrato, por seguro que en el siglo XVI, lo maestros pintores que inmortalizaban con sus pinturas a reyes y gente importante de la época, buscaban ser inmortales y permanecer en la memoria de todos, ser recordados para siempre. 
Y nosotros, qué buscamos? Qué esperamos de un retrato? 


En su blog podréis ver y leer sobre muchos personajes que han confiado en su trabajo. Aunque la mayoría son personajes públicos, que conocemos del mundo del espectáculo, también le llegan personas de a pie que quieren ser observados por su cámara. 
Sea por la razón que sea, si tuviera que elegir a un fotógrafo para inmortalizar mi imagen o para tener un retrato que muestre mi alma, sin duda elegiría a Pepe Castro.

"Cuando he tenido a hombres de semejante talla ante mi cámara, mi alma entera se ha esforzado por cumplir con su deber y ha intentado captar con fidelidad la grandeza de su interior, así como los rasgos del hombre exterior" - Julia Margaret Cameron



Como sabéis, siempre me gusta escribir sobre tres fotógrafos en cada entrada nueva del blog, pero esta vez quería hablar exclusivamente de este maravilloso amigo y gran profesional.
Es por esto, que dentro de quince días habrá una segunda entrega de este tema donde os presentaré a otros grandes de la fotografía de "retrato de autor". 

Hasta entonces, un abrazo y espero que hayan disfrutado!

2 comentarios:

  1. Que lindos son lo retratos, que lindos, porque no es solo una foto, es la persona en si, no se como explicarlo pero son las fotos que mas me gusta observar.
    Saludos, estamos ahora si mas en contacto.
    Vero
    http://cronicaporcina.blogspot.it/

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo Vero! Los retratos dicen mucho sobre la persona y no cabe duda que un retrato bien hecho es la mejor fotografía que se puede tener. Nunca pasa de moda y mantiene viva el recuerdo del que en ella está retratado.
    Muchas gracias por el comentario!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!